El proyecto liderado por Ridley Scott y su hijo Jake destaca a OLED TV de LG como la tecnología de una nueva era.