Comercio de barrio se potencian en pandemia

Comercio de Barrio

La dificultad de desplazarse impulsa la compra y arriendo de locales comerciales de barrio, que han vuelto con mucha fuerza. Factores como la alta inmigración y la construcción de edificios con una alta densidad poblacional, hace que invertir en ellos sea el negocio inmobiliario del futuro.

Los factores son muchos y su crecimiento ha sido significativo en los últimos años, convirtiéndose en el aliado de las familias, que han visto reducida su movilidad y también para aquellos que sólo pueden realizar pequeñas compras diarias, por falta de liquidez.

Se trata de los locales comerciales de barrio, aquellos que están muy cerca de nuestras casas y que hoy además se están tomando la primera planta de edificios residenciales en comunas como Santiago, Estación Central, San Miguel e Independencia, para solucionar las demandas de los vecinos.

“El comercio detallista va en aumento y son muchos los factores que influyen en la creciente necesidad de construir estos locales, para satisfacer estas necesidades A esto podemos sumar las nuevas cuarentenas, que demuestran una vez más, que, ante la falta de libertad de movimiento y las pocas horas que tenemos para hacer nuestras compras, contar con estos locales facilita y mejora la calidad de vida de las personas”, señala Max Schnitzer, Gerente General de Grupo Alpha Inmobiliaria, empresa dedicada a la construcción de Strip Centers (https://www.alphaybeta.cl/)

El profesional enlista las razones de este crecimiento:

–          Se han visto potenciados por el aumento de los arrendatarios en comunas como Santiago Centro, Estación Central, San Miguel e Independencia.

–          El aumento de la inmigración durante los últimos 10 años ha revolucionado el comercio detallista.

–          El emprendimiento de miles de personas, que buscan hacer nuevos negocios, principalmente tras la pandemia, demanda la construcción de más locales.

–          Las ventajas de que estos locales pueden ser atendidos por sus propios dueños, lo que les permite permanecer abiertos durante toda la pandemia, sin depender de la fuerza de trabajo. Algo que no ocurre con los malls.

–          Los arriendos y gastos comunes son infinitamente más económicos, en comparación con tiendas instaladas dentro de un centro comercial.

–          El pequeño comercio ya instaló el delivery, por lo que pueden seguir funcionando en cuarentenas.

Max Schnitzer destaca además, que este aumento se transforma en un excelente negocio para los inversionistas inmobiliarios, puesto que es un 30% más rentable que comprar un departamento para renta. Además, señala, los emprendedores son muy responsables con el pago de los arriendos, lo que permite estabilidad de ingresos, por concepto de alquiler.

Para más información sobre locales comerciales, su ubicación, como invertir en ellos y sus precios y ventajas, puedes ingresar a https://www.alphaybeta.cl/