Review Fitbit Versa Lite

Gracias a los amigos de Fitbit tuvimos la oportunidad de probar el nuevo Versa Lite, que reúne lo mejor de  los dispositivos Fitbit a un excelente precio. Aquí les contamos todo lo que tienen que saber de este nuevo lanzamiento de la marca.

Lo primero es dejar en claro que este dispositivo está pensado para personas que son deportistas ocasionales o quienes se están iniciando en el tema y que no tienen mayores pretensiones más que hacer un seguimiento de sus ejercicios en el día a día. Este nuevo reloj inteligente recoge lo mejor de Fitbil.

Diseño

Mantienen el diseño, tamaño y grosor de sus hermano mayor, pero los cambios se notan tanto en sus prestaciones, que se ven limitadas, como sobre todo en su precio. Mantiene las líneas que ya vimos en Fitbit Versa, como la carcasa de aluminio y la pantalla táctil, la diferencia está que en vez de tener tres botones cuenta sólo con uno, que permite  retroceder en las pantallas y encender la misma. salvo pequeños detalles, el qué más salta a la vista es la ausencia de los dos botones en uno de sus bordes; si en Versa teníamos tres botones para acceder al menú y a los controles del dispositivo, el Futbit versa conserva únicamente uno de ellos que es para encendido y apagado, acceder al menú y nada más, lo justo y necesario para esta versión recortada.

Qué podemos hacer con Versa Lite

Hay que partir de la premisa que es un  wearable de entrada, es decir tiene prestaciones muy limitadas, lo justo y necesario para hacer de este dispositivo la mejor compañía a la hora de entrenar. Lo más importante es que es sumergible hasta 50 metros, sin embargo no cuenta las brazadas si lo que te gusta es la natación. Tampoco es posible cargarle música, pero si puedes controlar lo que escuchas desde tu smartphoe lo que es muy bueno a la hora de una carrera o serie de ejercicios, pero ojo tendrás que tener tu smarphone cerca en todo momento.

Cuenta a demás con todas las funciones que ya conocemos bien de Fitbit, conteo de pasos, calorías, consumo de agua, pulsaciones, control del ciclo menstrual y monitoreo del sueño, lo que siempre es útil. También está presente  la detección automática de ciertos ejercicios (una función que podemos configurar en funciones avanzadas), así mismo nos entrega las alertas de las redes sociales que el mismo usuario le indica.

Cómo se comporta 

Con sus 27 gramos de peso, debemos decir que es un dispositivo que poco se siente al tenerlo en la muñeca gracias a su tamaño de poco más de 1,30 pulgadas, algo que siempre se agradece por quienes estamos ya acostumbrados a dormir con uno de estos dispositivos.

En cuanto a la autonomía, está muy ajustado a lo que indica el fabricante, teniendo todas sus funciones activadas y funcionando a plena capacidad, hemos logrado mantener nuestro fitbil 4 días sin tener que conectarlo al cargador, lo que sin duda está por sobre la media de los dispositivos de entrada de otras marcas.

Este es sin dudas un intento de Fitbit por acercar los relojes inteligentes a más gente.

Puedes encontrar este dispositivo en las tiendas de retail a un precio que no supera los $149.990