Review: Apple AirPods, ideales para el running

 Hoy les contamos todo lo que tienen que saber sobre los innovadores AirPods, que gracias a nuestro amigos de Apple pudimos probar. 

Lo primero que tenemos que decir es que los AirPods eliminaron el tradicional cable y es gracias a ello que ofrecen una experiencia de usuario a otro nivel, muy mejorada, de gran calidad y comodidad, sobre todo a la hora de hacer deporte, en mi caso el running.

Diseño

Sin duda lo que más me gusta del diseño de los AirPods es que se hacen notar, están pensados para que se vean y se hagan notar y lo logran a la perfección, pero que esto no se mal entienda, no se trata de unos audífonos aparatosos o voluminosos mucho menos pesados, muy por el contrario, son bastante livianos y muy cómodos.

Al darles una mirada cuesta imaginar que estos auriculares contengan en su interior una batería (que les aporta gran autonomía), un chip w1 que en palabras simples no es más que un sensor óptico y un acelerómetro con el cuál estas pequeñas maravillas son capaces de detectar cuándo los traemos puestos y cuando no, pese a toda esta tecnología que hay en su interior son bastante livianos.

Mucho me han preguntado si se puede modificar el tamaño de estos audífonos y la respuesta es no, sin embargo en honor a la verdad debo decir que ello no es un problema, si bien es cierto son unos audífonos rígidos y muy resistentes, el tema del tamaño no es un tema, pues los AirPods son extremadamente cómodos, quedan muy bien insertos en la cavidad auditiva y por sobre todo no generan esa sensación de dolor que suelen producir otros audífonos que utilizan la misma materialidad. Su diseño ergonómico redondeado entrega comodidad y seguridad.

Otra de las cosas que me han gustado y que sin duda es parte del diseño de los AirPods es su caja de carga, es muy práctica y liviana, ya se me ha hecho una costumbre llevarla conmigo donde vaya, pues su tamaño es muy conveniente y es un muy buen complemento que evita la posibilidad de pérdidas, puesto que además utilizar la funda para cargar los audífonos, sirve para guardarlos cuando no los estamos usando.

La funda o pequeña caja cargador es igual de ligera que los Airpods, pequeña y con un acabado muy elegante la apertura y cierre es bastante simple y seguro, no se corren riesgos de una apertura accidental que lleve a la pérdida de los audífonos y el habitáculo para los AirPods está adaptado perfectamente a la forma y tamaño de los auriculares, lo que quedan fijados de forma magnética al igual que la tapa de esta funda.

Autonomía

Ya lo hemos dicho anteriormente, una vez los AirPods en la funda comienzan a cargarse y es una luz LED al interior de la cajita la que nos indica el estado de la batería de nuestros auriculares y de la propia funda cargador. Una luz verde es la que indica que tanto AirPods y funda están cargados.

Apple señala que son cinco horas de autonomía las que el usuario tendrá con sus AirPods, la verdad es que nosotros hemos superado esa indicación y quedamos gratamente sorprendidos por ello, sobre todo tomando en cuenta que se tratan de audífonos Bluetooth. Debo decir que nunca tuve la preocupación de quedarme sin la compañía de la música en mi día a día al usar los AirPods, muy por el contrario, el hecho de dejar de usarlos y guardarlos en la funda siempre me aseguró que tendrían carga, de hecho se cumple lo señalado por Apple, bastan 15 minutos de carga en la funda y los AirPods tendrán 3 horas de uso continuo.

Respecto de la funda les puedo contar que luego de cuatro días tuve que conectarla a la corriente para cargarla. una de las dudas que me quedan es si esta carga continua de la batería terminará por dañar la vida útil y eficiencia de la misma.

Conectividad y calidad de sonido

Este punto es realmente importante porque a simple vista uno puede imaginar que los AirPods son par uso exclusivo con productos Apple y la buena noticia es que también son compatibles con Android y esto es genial.

Dicho lo anterior les comentaremos como es la conectividad o emparejamiento de los AirPods con nuestros dispositivos Apple.

Lo primero que hay que decir es que la conectividad es vía Bluetooth, es por ello que en nuestro iPhone no debemos olvidar tener habilitada este tipo de conexión. Ya habilitado el Bluetooth solo bastatrá situar la funda al lado de nuestro iPhone, abrir la tapa y el dispositivo se enlaza, de ahí en adelante cada vez que los censores ópticos captan que nos hemos puesto los audífonos  o al menos uno de ellos, inmediatamente se activan y simplemente quedará ponerte el audífono faltante para que comience a funcionar.

Ahora en el caso de tener otros dispositivos Apple será a través de iCloud que el resto de ellos, ya sea un iPad o Mac, tendrán el perfil de los AirPods y solo será necesario un toque para indicarles que quieres comenzar a usarlos con ese equipo.

¿Cómo se emparejan con un smartphone con Android?

Fácil, se realiza de la misma forma que se empareja cualquier dispositivo Bluetooth, en este caso usas la funda de los AirPods, con ellos dentro abres la tapa y pulsas un pequeño botón en la parte trasera de la funda para iniciar el emparejamiento, en este ejercicio la verdad es que no hemos tenido problema alguno y los AirPods funcionan a la perfección, incluso cuando nos quitamos los audífonos y los guardamos en su funda la música se detiene automáticamente, al igual que cuando los usamos con un dispositivo Apple.

En cuanto a la calidad del sonido debemos decir que como siempre es excepcional. La verdad es que en conjunto, en este caso el iPhone SE – que es el dispositivo que poseo – y los AirPods funcionan de maravilla como ya es costumbre, un sonido limpio sin necesidad de instalar ninguna aplicación para ecualizar o dar mayor intensidad, pues estos audífonos ya la tienen. Un sonido potente y limpio, sin saturaciones incluso cuando escuchamos música a todo volumen.

La verdad es que es cuestión de ponérselos y olvidarse de lo que pasa fuera, el ruido exterior queda aislado y eso para los fanáticos de la música sin duda es un plus a la hora de elegir un audífono, ello comparado con otros auriculares de la competencia (Huawei, Samsung).

Al hacer deporte

Lo hemos mencionado en párrafos anteriores, si lo que quieres es ir a hacer deporte con estos audífonos, pues la respuesta es SI y doble SI. En mi caso que practico running son ideales, más aun el tema de no tener cables. Correr escuchando la mejor música es sin duda la mejor motivación que se puede tener, si a ello le sumamos la comodidad de llevar unos audífonos, pequeños sin cable, la experiencia de usuario es muy superior, en mi caso, a todo lo que probé antes para sentirme cómoda cuando practico deporte.

Los AirPods son ideales. En ningún momento de mi carrera sentí que se fueran a desprender de mi oído o que fuera a perderlos, muy por el contrario, la sensación siempre fue de tener unos audífonos seguros y cómodos. Aguantan muy  bien el movimiento.

Usa los AirPods con Siri

Una de las funciones que más me gusta de los nuevos AirPods es la de manos libres para contestar llamadas, pero también para llamar a Siri. La cancelación de ruido en los micrófonos funciones extremadamente bien, tanto al hablar por teléfono como dando instrucciones a Siri el comportamiento de los AirPods superó con creces mis expectativas.

¿Quieres activar Siri?, solo basta dar dos golpes sobre el auricular – izquierdo o derecho da igual – y el sensor de los Airpods reconocerá estos toque. Ahora si no eres muy usuario de Siri lo que te aconsejo es configurar estos dos toques para poner pausa o play a la música que vas escuchando. Si lo que quieres es atender una llamada entrante el gesto es más natural, solo debes quitarte uno de los audífonos y la música se detendrá para dar paso a tu llamada.

La verdad es que sacarás el mayor provecho a los AirPods si se hace interactuando con Siri, luego de un rato te resultará bastante cómodo, amigable y hasta entretenido.

Lo que más gustó

Comodidad, autonomía, libertad a la hora de hacer deporte, seguridad al llevarlos

Lo que menos gusto

la verdad es que nos gustó todo

Precio: 149.990