SABES LO SUCIO QUE PUEDEN LLEGAR SER EL CELULAR, CITÓFONO Y TELEFONO ?

Es un foco de infección gigante, que puede guardar tantos gérmenes como un inodoro. ¿Lo limpias a menudo? ¿Sabes cómo limpiarlo? Seguramente desconoces la forma correcta y la periodicidad con la que debes hacerlo. Te mostramos a lo que te expones y los pasos a seguir.

A diario estamos expuestos a varios focos de infección, tanto en las casas como en las oficinas, pero es en esta última, donde además nos enfrentamos a elementos que son de uso compartido, por lo que nos pueden traspasar más gérmenes de lo normal.

Pero si bien nuestra preocupación radica en los elementos de un baño, como el inodoro, el lavamanos, la maquina del papel secador, o las puertas de éstos, también hemos ido descubriendo nuevos focos de infección, que pueden ser aún más dañinos, como es el caso del teclado.

Sin embargo, hay tres elementos de uso diario que no pensabas que podían contaminar tanto, ni contagiar de enfermedades y que los expertos alertan para tener cuidado con ellos.

“Podríamos llamarle el trio de la comunicación, que está compuesto por el celular, el teléfono fijo y el citófono, tres artículos de uso diario y que sorprenden por la cantidad de gérmenes que acumulan, pudiendo contagiar de enfermedades como la influenza, pero también de algunas dérmicas, como los hongos, entre otras. Lo peor de esto, es que la gente no los limpia con regularidad, no es algo que preocupe a muchos y deben hacerlo de manera profunda y ojalá a semanalmente”, explica Sebastián Seckel von Unger, Gerente General de Abanic, empresa dedicada por más de 26 años a la Asesoría y entrega de Servicios de Mantención de Limpieza de oficinas en Santiago y varias ciudades dentro de Chile.

Celular: Un celular promedio tiene 60 veces más bacterias que la taza de baño. Esto es porque no importa donde estemos, siempre respondemos mensajes, contestamos llamadas y posteamos en nuestras redes sociales. En un estudio publicado en Estados Unidos, descubrió que 16% de los celulares tienen rastros de heces.

“Para limpiarlos puedes utilizar una mezcla de alcohol y agua, con un paño muy bien estrujado, para no mojar el teléfono y evitar fallas en éste. Tras eso, es bueno utilizar un paño de microfibra, que servirá para seguir limpiándolo constantemente, quitándole polvo y manchas”, señala el especialista.

Teléfono fijo: Según Sebastián Seckel, al menos el 80% de las empresas sigue utilizando el teléfono fijo y es aquí donde la suciedad se puede acumular en forma inesperada. el teléfono atrae nada más y nada menos que 25.000 microbios por metro cuadrado. Parece exagerado, pero si tenemos en cuenta que un 25% de los trabajadores que no se lava las manos al salir del baño luego usa su teléfono, lo entenderemos.

“Es un elemento tan cotidiano en su uso como los billetes y las monedas, donde se alojan grandes cantidades de microorganismos. Uno de los principales problemas es que los auriculares no se desinfectan regularmente, por lo que mantienen un alto riesgo de propagar fácilmente enfermedades. Desinfectarlo se hace muy necesario, pero los encargados de la limpieza de una oficina no lo hacen siempre”.

Citófono: Al igual que el teléfono, se trata de un aparato de uso diario y al que tiene acceso más de una persona. En los edificios de departamentos los conserjes se van turnando y todos lo utilizan, mientras que en las oficinas, puede ser usado tanto por recepcionistas, secretarias o quienes estén en el lugar.

“Es el elemento más olvidado por quienes limpian cualquier tipo de lugar, porque no se infiere que puede ser un gran propagador de enfermedades, pero sí lo es. Influenza y otras patologías se pueden evitar si estos aparatos se mantienen limpios, pero principalmente desinfectados”.

Para más información, sobre asesorías, métodos de limpieza y lugares que deben ser sanitizados, puedes ingresar a http://www.abanic.cl/.