¿Qué es y qué no es Transformación Digital?

La inteligencia artificial, la movilidad, la nube y la conectividad hacen de la transformación digital uno de los temas más relevantes en la actualidad. 

La llegada de la era digital está impulsando a las organizaciones a ser parte de transformaciones que integren nuevas tecnologías. A pesar de que en la actualidad nos encontramos en constante contacto con estas tecnologías, algunos aún desconocen en qué consiste realmente este procedimiento, llegando a ser comparado con la presencia de las organizaciones en buscadores y redes sociales, pero que, sin duda, va más allá de eso.

La adopción de tecnologías en las empresas ha hecho de la transformación Digital un método inevitable por el cual deben transitar las compañías, el cual muchas veces tiende a ser confundido con integrar una organización a un proceso totalmente virtual. Para Cristián Peña, analista de consumo de IDC, “las organizaciones que son nativas digitales no deben transformarse, lo que es necesario es la transformación digital de las compañías tradicionales, de todos los sectores, y que aún no han dado el paso hacia la innovación en esta materia”.

Transformación digital es el procedimiento que une un elemento físico con un servicio virtual, en pos de generar una ventaja disruptiva en su modelo de negocio, donde se deben considerar y realinear las interacciones, procesos y procedimientos que incluyen la cadena de valor de la organización, proveedores, clientes, empleados, pues cada parte de ellos también son parte de la transformación, en ese sentido algunas iniciativas de Transformación Digital pueden ser:

  • La automatización de algún proceso de abastecimiento
  • El uso de la inteligencia artificial a la atención a clientes
  • La mejora en los flujos de las líneas de negocio mediante medios digitales

Es más, los productos continúan siendo físicos, pero con servicios que se entregan de forma digital. Sin embargo, la relación de organizaciones con la digitalización no siempre resulta ser parte del proceso.

Por otro lado, no se considera como Transformación Digital:

  • Aparecer en una página web
  • La relación de una organización con clientes a través de bases de datos digitales
  • La aplicación de medios informáticos en un proceso de trabajo de una compañía.

“Hay que dejar en claro que no toda relación de datos con tecnología significa transformación digital, por ejemplo, la presencia de nuestros datos en la red de Linkedin, Twitter o Facebook no implica que nos encontremos digitalizados”, admite el analista de IDC.

Estos procesos se encuentran desencadenando innovaciones en la forma de fabricar, instalar y gestionar nuevos productos y servicios, haciendo de la transformación digital una herramienta necesaria para el futuro.